NOCHES DE LUNA Y MISTERIO

Cuentos de Terror en las noches de la Ciudad

(En el marco del Programa Pasión por Buenos Aires)

Narración Oral: Claudio Ledesma

Actriz invitada: Laura D´Antonio

Cantante: Hernán Dinelli

Dirección: María Teresa Gioja

Viernes 13 de Marzo

Jardín del Museo Larreta

Rufina Cambaceres, enterrada viva luego de un ataque de catalepsia vuelve a aparecer por la Recoleta como la dama de blanco. Felicitas Guerrero de Álzaga, asesinada por un amante contrariado, vaga en pena por la iglesia que sus padres mandan a construir en el barrio de Barracas. Un estudiante obsesionado por aprobar una materia en el Nacional Buenos Aires, intenta cumplir una y otra vez su voluntad luego de ser arrollado por un colectivo. Una madre, después de muerta, guía a un comedido a salvar a su hijo luego de un accidente en las Barrancas de Belgrano. Fantasmas, espíritus que burlan los límites de la vida y de la muerte. Quien más, quien menos, escuchó alguna vez estas historias. El desafío ahora era convocar todos estos espectros a los jardines del museo.

El escenario natural supera todo lo que ningún escenógrafo puede llegar a lograr en un teatro. Como en un bosque embrujado hasta los actores parecían figuras de otra dimensión. Las ramas, los troncos, los grillos, y un sonido preciso y perfecto para sumar sensaciones. Abre Hernán Dinelli y con sus canciones comienza a apoderarse de los favores de la platea. Laura D´Antonio recrea en su figura los fantasmas que sobrevuelan el ambiente. Claudio Ledesma cuenta poseído del espíritu trágico de los relatos. Intercalándose, interactuando, todo va pasando de ser un espectáculo a una ceremonia, un ritual finamente diseñado con mano de artesano de los momentos y las sensaciones que se provocaban. Y aquí es donde el genio de María Teresa Gioja se hizo presente. Tanta batería de buenos recursos había que administrarlos con inteligencia, con arte. Gioja jugo con el frente y el fondo y mostró una escena balanceada en todo momento. No dejó que nada que se estuviera viendo dejara de contar algo. Ni la perfecta iluminación, ni la impecable musicalización, junto a un sonido que nunca falló hubieran lucido si la mano de la directora no se hubiera hecho presente. Hernán Dinellí emocionó con su cantó. Laura D´Antonio impresionó con sus caracterizaciones y Claudio Ledesma lució como un hombre atormentado que al contar va desnudando también sus propios miedos. Y los tres desde el primer momento, cuando la gente va entrando al lugar, en escena en una fotografía que decía algo de lo que estaba por venir.

Con una duración justa y precisa, la función bien se ganó las trescientas personas que agotaron las localidades en el Museo. La narración oral va abriendo caminos demostrando que puede ser protagonista de grandes presentaciones artísticas, a puro show, aunque como en este caso, hubo que invocar a la muerte, para celebrar la vida.

No nos gustó: Inadvertido el detalle para muchos, los fotógrafos que pasaban detrás de la línea del escenario cortaban el clima que generaba el jardín. Ni la directora, ni seguramente los mismos fotógrafos se habrán dado cuenta del hecho.

Nos gustó mucho: La demostración que la cultura con ingredientes populares y actores de calidad genera productos entretenidos de primer orden.

Carlos Maps

radioduendes@hotmail.com

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Comentario de Espectáculos. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s