“EL VIOLINISTA Y LA CUENTACUENTOS” Según pasa la vida…

Matilde Machiavello – Alfredo Hess

Domingo 15 de marzo – 20:30 hs.

El Jardín de los Ángeles – Corrientes 1680 1º Piso- Cap.Fed.

Entrada $12,- (Incluye 1 consumición)

Del violín brotan palabras, y de la boca de la narradora surgen como una melodía las diferentes historias. Desde la invitación se propone el regalo de un momento diferente y la artística pareja cumplió con lo prometido. El patio del lugar ofició de cómoda recepción. Para acompañar la espera (lógicos 20 minutos) se dispuso de bebida a discreción (gaseosas), porciones de torta, alfajorcitos y demás, que bien justificaban la consumición que se prometía con un razonable valor de entrada. El salón (muy bien climatizado) estaba preparado con sillas dispuestas a lo largo del mismo, a la manera tradicional del teatro y esto fue muy funcional a los artistas. El lugar no tiene problemas de sonido ya que aún con el aire acondicionado funcionando se escucha bien siempre. Es de destacar que el público colmó la sala y se sabe el valor extra que agrega esto a la contada. Pocos instrumentos como el violín podían ayudar tanto a crear los climas que se generaron. A esto contribuyeron sin duda la acertada elección de los temas y el virtuosismo de Alfredo Hess para interpretarlos. Intercalando música y cuentos el espectáculo fluyo de forma amena, interesante, divertida. Matilde Machiavello desgranó historias de distintas mujeres en diferentes etapas de su vida. Matilde suena una narradora creíble, que se apropia de los textos y se compromete en su contar dándole un tono dulce y seductor a sus relatos. Si por mi gusto fuera, trataría de trabajar un poco más el final del cuento del Clarise Lispector. Fue muy bien contado y dada la importancia y lo lindo que es, merece un corolario más claro e impactante. Por lo demás Matilde Machiavello cumplió con creces en una función que sobraron sensaciones, imágenes y magia. La figura de ambos artistas en escena lucía equilibrada, armónica y bien complementada y en los momentos que interactuaron lo hicieron con eficacia.

Generalmente el público devuelve lo mismo que se le brinda. La calidez, la calidad y el respeto de los artistas fueron correspondidos con un aplauso final con los mismos atributos. “Según pasa la vida…” pasó la prueba de la función con mucho más que un aprobado.

No nos gustó: Es un detalle pequeño porque se veía bien, pero la iluminación parecía no estar direccionada a la escena. Y otro detalle: en la invitación el nombre de los artistas y la dirección casi no se leen.

Nos gustó mucho: la buena energía que circuló durante el espectáculo.

Carlos Maps

radioduendes@hotmail.com

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Comentario de Espectáculos. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s