14º ENCUENTRO INTERNACIONAL DE NARRACIÓN ORAL

Y ya pasó. Lo esperamos con ansiedad, lo disfrutamos con ganas y tan rápido que se pasa. Para nosotros, como para muchos narradores, el Encuentro Internacional de Narración Oral es una fiesta, un deleite. Nos encontramos con nuestros colegas, compartimos experiencias, cafés, talleres, espectáculos, mesas redondas. Nos vinculamos con gente de distintas partes del país y del mundo. Se tejen lazos, se crean canales de comunicación. Pero son tres días que pasan rápido y cuando nos queremos acordar, pasaron. 

Encuentro Versión 2009

En un primer momento todos tuvimos la sensación de que había menos gente que otros años. A veces nos engañamos un poco porque al llegar no encontramos esas largas colas que se veían en años anteriores pero hay que tener en cuenta que esto era producto de que uno elegía los talleres al momento de acreditarse y ahora, muy inteligentemente, se hace una asignación de los mismos con la inscripción. El acto inaugural sí, tuvo menos gente que otros años y en este caso la sensación (solo la sensación) fue de por lo menos un cincuenta por ciento menos. Quizás el acto inaugural debería repensarse para que llegara más “afectivamente” al narrador. Los cuenta cuentos tenemos una cuestión de piel con los discursos y las conferencias leídas. Si bien la presencia de Noé Jitrik jerarquiza un evento como este y su disertación resultó más que interesante, tal vez la sola presentación como “Conferencia Inaugural” provocó de por sí algunas deserciones. No por nada uno de los momentos más aplaudidos de la Apertura fue la presentación que hizo Ana Padovani, en su papel de “Catita” que le quitó formalidad y entregó a la gente lo que quería escuchar. La humilde impresión de quien esto escribe es que el acto oficial con que se abre el Encuentro debería ser el “Había una vez…” que toda gran historia se merece. Recuerdo algunos años donde al salir de la apertura lo que me llevaba conmigo era el gran orgullo de ser narrador y poder estar ahí. Y creo que muchos sentían lo mismo.

Talleres

Cada uno habla según lo vivió. El comentario general fue muy bueno de todos los talleres. Los que pudimos hacer nosotros (solo se pueden hacer tres de quince), resultaron excelentes. El del colombiano Jorge Olaya Garcerá, el de Ana Padovani y Juana La Rosa, y el de la chilena Juanita Urrejola no tuvieron desperdicios. Hay que destacar que los talleres mostraran nutrida concurrencia.

 

Espectáculos

La calidad de los narradores que nos visitaron fue de excelencia y los acompañantes locales estuvieron a su nivel. La concurrencia a los espectáculos fue también elevada. Durante el Encuentro todos tratamos de apreciar la tarea de los extranjeros, ya que son los que no podemos ver habitualmente. Si bien sabemos que esto no es un festival podrían programarse como se hacía en años anteriores más de un extranjero por función lo que permitiría en las dos funciones a las que podemos concurrir llevarnos una mejor idea de quienes nos visitan.

 

Otras actividades

Quienes presenciaron la Mesa Interactiva con los escritores trajeron muy buenos comentarios. Quienes presenciamos Los jóvenes también cuentan la pasamos muy bien. Por una cuestión personal, me interesaba ver el desempeño de los chicos de la EP Nº 10 de Martínez, que mostraron solvencia, estar muy bien preparados y hacer una excelente elección de los textos, apropiados a la edad y con mucho humor. Es el fruto del trabajo sostenido con Graciela Sarcone, la coordinadora de Lengua, a la cabeza y Adriana Padín y Alejandra Cevasco (directora y bibliotecaria respectivamente).

Sobre esta actividad “Los jóvenes también cuentan” cabría preguntarse si la misma no debería desarrollarse dentro del ámbito de la Feria del Libro, ya que su público, desborda las posibilidades normales dentro de las actividades del Encuentro al nutrirse de familiares, que muy justificadamente, quieren ver narrar a estos chicos. Simplemente dejamos la inquietud. De no ser así, habría que pensar en otros salones de más capacidad que los normales.

No pudimos presenciar los “Cuentos entre mate y mate” ya que se desarrollaba a una hora en la que muchos aprovechamos para tomar algo, comer y compartir ese momento con otros colegas.

Organización y conclusión final

Fuera de todo lo que podemos marcar en esta nota la organización fue excelente. Todos quienes debieron estar y fueron anunciados estuvieron. La acreditación rápida. El programa de actividades como siempre muy claro. Hubo bastante puntualidad y algo por demás importante: las integrantes de la Comisión Directiva dando la cara siempre coordinando las actividades en el lugar y solucionando problemas, y si algo se retrasaba un poco dando las explicaciones del caso. Muy buena la idea de hacer una encuesta de satisfacción. Pero que quede claro. Por muchas sugerencias que podamos hacer los narradores disfrutamos los Encuentros y ponderamos una organización que se merece el mejor de los aplausos.

Carlos Maps

radioduendes@hotmail.com

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Feria del libro. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s